Tenga en cuenta que: Para poder disfrutar plenamente de todas las funciones de este sitio web se necesitan Flash y JavaScript. Asegúrese de que Flash y JavaScript están activados en las opciones de su navegador. Para descargarse la versión actual del plug-in de Flash, haga click aquí.

La cuarta generación del Transporter.

1990

El 6 de enero comienza la producción de la cuarta generación del Transporter (T4). El nuevo diseño es tan revolucionario como, en su día, el paso del Escarabajo al Golf: montaje del motor en posición delantera, tracción delantera ("principio de la cabeza tractora"), motor en línea refrigerado por agua con potencias entre 45 y 81 kW y dispuesto en dirección transversal a la marcha, nuevo eje delantero de brazo oscilante transversal doble, eje trasero de brazos oscilantes inclinados; dos batallas: 2920 mm y 3320 mm; tres categorías de carga útil: 800 kg, 1000 kg y 1200 kg (carga puntual). El lanzamiento del T4 causó una pequeña conmoción en el mercado, ya que acababa con todas las concepciones del Bulli sin dejar por ello de ser un Volkswagen de tan pura cepa como el sucesor del Escarabajo, el Golf.

El nuevo vehículo había mejorado tanto en sus prestaciones que hablar de un salto cuántico no resulta exagerado. Pese a que el uso de sus antecesores ya era proverbialmente universal, el T4 resultó mucho más versátil aún que sus antecesores ya que se suministraba con más posibilidades de variación de la carrocería (como la segunda puerta corrediza o la puerta batiente opcional). El mercado rindió una entusiasmada bienvenida a la cuarta generación del Tipo 2. Los libros de pedidos se llenaron meses antes de las primeras entregas. El T3 aún siguió un tiempo en producción antes de su traslado a Austria, donde después se limitó a la versión Syncro y finalmente se suspendió por completo.

40 aniversario del Volkswagen Transporter: durante estos cuatro decenios se fabricaron casi 6 700 000 de unidades del Transporter correspondientes a tres generaciones.

El gobierno checo comunica a Volkswagen el 10 de diciembre la adjudicación del fabricante checo de automóviles Skoda para su adquisición. Tras Audi y Seat, Skoda se convierte en la cuarta marca del consorcio.

1991
El 1 de enero Volkswagen se dota de una nueva estructura. Ésta separa la gestión del consorcio y la dirección de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y, próximamente, también Skoda.

1992
Con sus cuatro marcas, el grupo Volkswagen es líder en el ámbito de los sistemas electrónicos de control del tráfico, en el desarrollo de sistemas alternativos de propulsión y en el uso de tecnologías de fabricación respetuosas con el medio ambiente.

Creación de la empresa en comunidad Ching Chung Motor Co., Ltd. en Taipéi (Taiwán). La participación de Volkswagen AG en esta empresa asciende a un tercio del capital total. Con una capacidad de 30 000 vehículos al año, a partir de 1993 se destina a la producción y venta del nuevo Transporter.

En las instalaciones de Steyr Daimler Puch AG en Graz, la producción del Transporter de la tercera generación llega a su fin. Desde finales de 1990 se han fabricado allí unos 61 903 vehículos.

Cambio en la presidencia al terminar el año: Carl H. Hahn se retira de la empresa.

1993
El 1 de enero, Ferdinand Piëch asume la presidencia de Volkswagen AG.

En enero se lanza al mercado el "diésel ecológico": TD de cuatro cilindros y 1,9 l, 1896 c.c., potencia de 50 kW a 3700 r.p.m.

1994: el L80

Presentación del L80 producido en Brasil. Es el tope de gama de la oferta de Volkswagen.

Se fabrica en Hanóver la unidad 500 000 del T4.

1995
En una rueda de prensa celebrada en julio, el presidente de gerencia de Volkswagen Vehículos Comerciales, Bernd Wiedemann, presenta a la opinión pública la marca independiente "VWN" de Volkswagen Vehículos Comerciales. Su producción se centra básicamente en Europa y América del Sur. Relevancia de la marca nueva: facturación anual de diez mil millones de marcos en los mercados mundiales.

El LT se deja de fabricar tras 20 años. Pese a no haber sido agraciado con períodos sostenidos de grandes ventas, el número total de unidades entregadas por la línea de montaje de la fábrica de Hanóver hasta el fin de la producción asciende a 471 221.

1996

La diferenciación interna de los productos tiene lugar casi en paralelo con la nueva política del consorcio: Volkswagen Vehículos Comerciales recupera en 1996 un diseño que recuerda casi de inmediato el bloc de notas de Ben Pon. El exitoso vehículo de Hanóver se convierte en una pareja de mellizos:

  • Transporter
  • Línea para el transporte de personas, con el Multivan (Allstar y Classic) y el Caravelle

Con motivo de su aniversario, este confortable vehículo recibe dos motores nuevos muy excitantes: un motor deportivo VR6 de 2,8 l con catalizador y 103 kW y un motor de gran temperamento que es un milagro del ahorro, el TDI® Kat de 2,5 l, un diésel de inyección directa que puede llevar el Transporter hasta casi todos sus mercados clave europeos llenando el depósito sólo una vez.

Poco después del 40 aniversario de la fábrica, el LT es presentado en el salón del automóvil de Leipzig. Además de tener unas formas atractivas cuenta con la tecnología más novedosa, un diseño moderno y el mejor confort de marcha posible, así como más seguridad y rentabilidad, por lo que está preparado perfectamente para todos los desafíos que puede plantear el transporte.

Tras unos 30 proyectos de grandes obras de remodelación a lo largo de sus 40 años de historia, la fábrica de Volkswagen en Hanóver sigue sin conseguir un poco de tranquilidad: se prevén más ampliaciones. Este "Transporter imposible", que desde Hanóver ha transformado el mundo del automóvil, ha marcado (quizás más de lo que nos imaginamos) la faz de nuestro mundo, nuestro estado de ánimo y nuestros recuerdos.

Cuatro generaciones del Transporter de Volkswagen, cada uno de sus modelos un vehículo inconfundible y encantador, cada vez un paso adelante hacia la cúspide de la tecnología del automóvil.

1997
Se fabrica la unidad 8 000 000 del Volkswagen Transporter. En septiembre la empresa Volkswagen Poznan GmbH, filial al 100% de Volkswagen AG, pasa a formar parte de VWN. La marca asume la responsabilidad de la producción y los resultados de la planta polaca. La sociedad había sido creada el 1 de diciembre de 1993 como una joint venture entre Volkswagen AG y el fabricante polaco de vehículos agrícolas Tarpan.

1998
Se fabrica el T4 número un millón. Para celebrarlo, este superventas se equipa con nuevas y potentes motorizaciones diésel: TDI® de 65 kW, TDI® de 75 kW automático y TDI® de 75 kW Syncro. El motor diésel más potente disponible es un TDI® de 111 kW.

1999
Se presenta la versión actualizada del Multivan con una mejor distribución del habitáculo; cuenta, p. ej., con asientos individuales giratorios en la segunda fila. La gama de productos de la marca Volkswagen Vehículos Comerciales se extiende desde el vehículo ligero de reparto urbano Caddy, pasando por el superventas Transporter con sus variantes de turismo Caravelle y Multivan, hasta la serie de modelos LT de 4,6 t de peso autorizado del tren de carretera.

Volkswagen Vehículos Comerciales satisface todas las necesidades, desde un furgón sencillo, pasando por vehículos completos específicos para un sector, hasta la berlina de gran tamaño Caravelle Business, una auténtica oficina multimedia sobre ruedas completamente equipada. La lograda tecnología de los motores diésel de inyección directa, que en el grupo propulsor más puntero en cuanto a dinamismo puede alcanzar una potencia de 111 kW, convierte a Volkswagen Vehículos Comerciales en el líder mundial. Estos vehículos, sometidos a una optimización permanente, se caracterizan por su rentabilidad, calidad, funcionalidad, seguridad, diseño y tecnología.

A finales de noviembre de 1999, la línea de montaje de la fábrica de Poznan entrega el vehículo número 250 000. Desde su creación en el año 1993, la expansión de Volkswagen Poznan ha sido fulgurante. Esta evolución se hace muy patente en el aumento del volumen de producción (1993: 235 vehículos, 1995: 15 000 vehículos, 1997: 60 000 vehículos), en la mejora permanente de la calidad y en el desarrollo y mejora de las tecnologías de fabricación. Sus productos principales son el VW Transporter y el Skoda Fabia.

2000
Desde el 1 de enero, Volkswagen Vehículos Comerciales pasa a ser responsable del control industrial de los camiones (de 7 a 42 t) y de los chasis para autobús (8 y 16 t) fabricados en la planta de Resende (Brasil).
La fábrica brasileña situada en Resende es una de las fábricas de camiones y autobuses más modernas del mundo. El así llamado "Consórcio Modular" de aquella planta fue creado en 1995 por Volkswagen do Brasil y otros siete socios de la industria suministradora con una inversión de 250 millones de dólares. Se trata de un planteamiento de producción que integra a los proveedores directamente en el proceso de fabricación.
Además de Brasil, otros mercados clave son Argentina, Chile y Bolivia. 120 concesionarios se encargan de la representación en el mercado sudamericano de la serie de camiones fabricada en Resende.

En febrero se presentan los 15 modelos de la serie de camiones, en las categorías de peso entre 7 y 42 t ("Series 2000"); cuentan con novedades técnicas que incrementan la productividad y la rentabilidad de los productos de Resende.

En junio, VWN inaugura un nuevo centro de atención al cliente en la planta de Hanóver. Se trata de un lugar de encuentro entre empleados de VWN, clientes particulares y abundantes profesionales y empresarios para los que, habitualmente, los vehículos de VWN son el medio de transporte más importante. En el centro de atención al cliente también se efectúa la recepción de las flotas de vehículos, p. ej., para la policía o grandes empresas.

En julio, VWN pasa a tener una junta directiva propia para la marca. Su portavoz es Bernd Wiedemann. Las demás secciones de la junta están dedicadas al desarrollo de producto, fabricación de producto, ventas, marketing y personal.
Los beneficios obtenidos por la marca le permiten reestructurar y modernizar la fábrica de Hanóver por sus propios medios. La inversión de capital no se dedica únicamente al desarrollo de nuevos productos y a la ampliación de las instalaciones. También se invierten millones en áreas de interés social: se mejoran los aparcamientos y se remodelan las calzadas, las aceras, las áreas de acceso y gran parte de las zonas verdes.

Durante el año 2000 se instala en Hanóver la nueva prensa de gran capacidad con una inversión de 70 millones de euros. Es uno de los mayores trenes de prensas del mundo. Las medidas externas de la nave son impresionantes: 195 m de largo, 40 m de ancho y 29 m de alto.

La producción de las plantas de Hanóver, Poznan y Resende alcanza en el año 2000 niveles de récord: en Hanóver se montan 178 000 vehículos (139 000 Transporter, Caravelle y Multivan y más de 39 000 LT). La fábrica de Hanóver nunca antes había llegado a una cifra total tan elevada para las series de modelos T4 y LT. Poznan (Polonia) y Resende también batieron sus récords de producción en el año 2000. Este éxito se ve reflejado en la facturación, las ventas y los resultados de la marca. El Caravelle y el Multivan se equipan con un nuevo motor de gasolina V6 de 150 kW.